Síndrome de ojo seco

DESCRIPCIÓN:

El síndrome de ojo seco, también conocido como xeroftalmia, queratoconjuntivitis seca o simplemente ojo seco, es la enfermedad ocular más común. Afecta a entre un 10% y un 30% de la población (más de 344 millones de personas), especialmente a la de mayor edad, y se caracteriza por provocar una sensación de sequedad en el ojo, así como dolor, irritación, sensibilidad a la luz, quemazón e incluso, en los casos más graves, alteración o pérdida de visión.

Esto hace que la calidad de vida de los pacientes se vea afectada debido al impacto negativo de esta patología en numerosas tareas cotidianas como leer, ver la televisión, trabajar con el ordenador o conducir.

En los pacientes con síndrome de ojo seco aparecen alteraciones en la composición y en la estabilidad de la película lagrimal. En ocasiones estas alteraciones son consecuencia de fallos en la secreción de la lágrima (deficiencias en las glándulas lagrimales o por ciertas enfermedades sistémicas) o como resultado de una alta evaporación del componente acuoso de las lágrimas (climas secos, mal cierre de los párpados, baja frecuencia de parpadeo, alteraciones en la capa oleosa, utilización de lentillas o incluso por el uso de ciertos medicamentos).

Estas situaciones amenazan la estabilidad de la película lagrimal y producen una mala o insuficiente lubricación de la superficie ocular pudiendo dar lugar a molestias oculares, dolor, problemas visuales, procesos inflamatorios y lesiones.

TRATAMIENTO:

Hasta ahora, el objetivo del tratamiento del síndrome de ojo seco consiste en aliviar sus síntomas. Para ello se utilizan lágrimas artificiales que contribuyen a la lubricación del ojo y que deben aplicarse varias veces al día.

Por eso Sylentis investiga para mejorar el tratamiento y hacerlo mucho más efectivo, utilizando el mecanismo del RNA de interferencia (RNAi) y basando sus terapias en la tecnología del “silenciamiento génico” que permite controlar y reducir los niveles de proteínas anómalas lo que mejoraría de forma natural la hidratación del ojo y reducir, por lo tanto, los dolores y molestias del ojo seco.

En los siguientes vídeos te explicamos cómo funciona esta tecnología y cómo puede ayudarte si padeces ojo seco.

Sylentis – Desarrollo de fármacos mediante el RNA de interferencia

SÍndrome de Ojo Seco

CÓMO PARTICIPAR